Esta Línea de Estudio e Investigación tiene como objetivo identificar los problemas sociales emergentes, partiendo de las causales que se originaron en el pasado, mediante la realización de diagnósticos para proponer alternativas de solución viables. Se abordarán problemas de corte histórico-social como son: la discriminación, la construcción de identidades, la diversidad cultural, el deterioro ambiental, la memoria social, la violencia política, estructural e institucional, la crisis de valores, considerando los antecedentes históricos, de forma articulada y desde una perspectiva interdisciplinaria.

 

De esta manera se busca realizar estudios de carácter comparativo que permitan valorar la magnitud y alcances de los problemas estudiados en distintas latitudes en los ámbitos local, regional, nacional e internacional.